Chamonix-Mont-Blanc

Encuentra justo lo que estás buscando
highlight_off
Reservar un alojamiento
Fechas
Du 17/07/2024 au 18/07/2024

Meilleurs Prix Garantis

Equipe basée à Chamonix toujours joignable

Site officiel de la destination

highlight_off
Buscar un restaurante
¡Busca restaurantes y comida para llevar en todo el valle!
highlight_off
Encuentra una actividad
Fechas
Du 17/07/2024 au 18/07/2024
highlight_off
Réserver votre forfait
date
A quelle date ?
remove add
remove add
remove add

Chamonix-Mont-Blanc, la cosmopolita

La mítica comuna de Chamonix-Mont-Blanc atrae a turistas de todo el mundo, simples visitantes o apasionados deportistas. Todos quieren impregnarse de su extraordinaria historia ligada a la conquista de las cumbres del macizo del Mont-Blanc y a la historia del alpinismo mundial.

Cuando Chamonix-Mont-Blanc pasa de la agricultura al turismo

En el siglo XVIII, el pueblo se ganaba la vida con la agricultura, a pesar de las dificultades de la agricultura en un entorno con inviernos largos y duros.
En 1741, dos ingleses: William Windham y Richard Pococke se embarcan en una aventura en el valle. Y descubren el glaciar de Les Bois. Fascinados por esta extensión de hielo, le dieron su nombre actual: el «Mar de Hielo» (Mer de Glace en francés). 

Maravillados por su expedición, volvieron a Londres donde detallaron su viaje en varios boletines literarios. A partir de entonces, aventureros de todo el mundo también quieren observar las maravillas de este misterioso territorio, provocando el desarrollo del turismo en Chamonix-Mont-Blanc.
En 1760, el erudito ginebrino, Horace Bénédict de Saussure, ofreció una recompensa a cualquiera que llegara al Mont-Blanc. El 8 de agosto de 1786, Jacques Balmat y Michel Paccard, ambos originarios de Chamonix-Mont-Blanc, abrieron el camino. Un año después, Horace Bénédicte de Saussure llegó él mismo a la cima con la ayuda de Jacques Balmat. 
La llegada de estos exploradores cambia rápidamente la vida de los habitantes de Chamonix-Mont-Blanc. Las expediciones se realizan exclusivamente en verano y los habitantes locales se convierten en guías u hoteleros, al menos durante parte del año. 

Vallée de Chamonix vue du ciel

Aiguille du Midi

La «Aiguille du Midi», ¡la experiencia de alta montaña ineludible!

¿Qué ver en Chamonix-Mont-Blanc?

Estos hoteles y sus fachadas están omnipresentes hoy en Chamonix-Mont-Blanc. Permiten recordar las diferentes etapas del desarrollo de la ciudad, cada una con el estilo arquitectónico de su época. Anímate a deambular por la ciudad para observar las fachadas e intentar adivinar cuándo se construyó cada edificio. 

Gana altura y sube al teleférico de La Aguja del Mediodía o monta en el tren de Montenvers hacia el Mar de Hielo. Chamonix-Mont-Blanc también se puede visitar en sus alturas. Imagina que durante mucho tiempo se iba a los glaciares a lomos de mulas o incluso en palanquines.

Aunque fueron dos ingleses los primeros en alabar los encantos de Chamonix-Mont-Blanc, hoy en la ciudad se perciben todos los idiomas del mundo. 
Cultura o deporte, tu visita satisfará todos tus deseos.

Désactivé

¿Qué ver en Chamonix-Mont-Blanc?

en Chamonix-Mont-Blanc
en Chamonix-Mont-Blanc
en Chamonix-Mont-Blanc
en Chamonix-Mont-Blanc
en Chamonix-Mont-Blanc
en Chamonix-Mont-Blanc

 

Chamonix-Mont-Blanc

En el corazón de la Alta Saboya, sus sueños de naturaleza y montaña se hacen realidad en el valle de Chamonix-Mont-Blanc. Supera tus límites en la Aiguille du Midi, descubre las historias de los pioneros del alpinismo y esquía en las mágicas pistas de nuestras 5 estaciones frente al Mont Blanc.

Mapa interactivo